Es posible que tras el verano y con la vuelta al cole hayas decidido ponerte en forma. Y puede que todavía te motives un poco más (a mí estas cosas me funcionan) si vas a hacer deporte con esta bolsa hecha por tí, blandita y acolchada, flexible y lavable.

El tejido que he empleado para hacer la mía lo conservaba desde hace años como una joya, es difícil encontrar tesoros así: tejidos descatalogados, de los que quedan poquitos metros y a buen precio. La mayoría de las telas acolchadas que venden en las tiendas son de colores planos, por lo que he pensado que sería útil complementar este post con uno sucesivo donde explicaré como hacer tu propia tela acolchada con el tejido que te guste, en un momento.

Encontré esta mini-colección allá por 2002 en Ribes&Casals en Madrid y, aunque todavía no sabía muy bien qué haría con ellas, me encantaron y las he guardado hasta hoy…

En un rápido tutorial te explico cómo hacer esta bolsa. ¡Es muy fácil!

Necesitarás:

  • tejido exterior acolchado (1 rectángulo de 82 cm. x 42 cm. y 2 círculos de 27 cm. de diámetro).
  • tejido interior de algodón para el forro (1 rectángulo de 82 cm. x 42 cm. y 2 círculos de 27 cm. de diámetro).
  • fieltro grueso como refuerzo para la base (1 rectángulo de 42 cm. x 25 cm.).
  • cremallera de 40 cm. a tono con el tejido exterior.
  • tira de nylon (3 cm. de ancho x 2,60 cm. de largo).
  • hilos a tono con los tejidos e hilo para hilvanar.
  • máquina de coser básica.
  • marcador (tiza, jaboncillo, …), tijeras, aguja de coser y alfileres

1.Coloca la pieza de fieltro de refuerzo en el centro de la pieza rectangular de tejido acolchado por la parte posterior. Hilvana los cantos para que quede fija.

2. Marca con una tiza o jaboncillo el lugar donde debe ir la correa tal como aparece situada en este diagrama:

Sujétala con un hilván primero y cosiendo a máquina con hilo a tono después, a 2 mm. de los bordes de la tira.

3. Cose el forro: une las dos piezas circulares de los laterales a la pieza rectangular con una costura a máquina a 1 cm. del borde.

4. Una vez lo tengas, redobla 1 cm. los extremos de la pieza rectangular que conforma la abertura del bolso (donde colocaremos la cremallera) y cóselos con un pespunte a máquina a 0,5 cm. del canto.

5. Repite la operación con el tejido exterior (acolchado). Une las dos piezas circulares de los laterales a la pieza rectangular con una costura a máquina a 1 cm. del borde (puedes hilvanarlo primero para que te resulte más cómodo de coser con la máquina).

Cose también la cremallera al ras del canto de la abertura.

6. Coloca el forro dentro del bolso (encarando los reveses) y cosélo por la parte de la abertura, justo encima de la costura ya hecha de la cremallera, para que quede lo más limpio posible.

Remata o refuerza con algunas puntadas a mano los pequeños huecos donde la máquina de coser a veces no llega.

Y listo… ¡ahora sólo queda ponerse en forma!