Hace tiempo que quería pasar un ratito pintando telas con las que después poder hacer un bolso. He disfrutado mucho y me he quedado muy satisfecha con el resultado, cualitativamente mejor de lo que esperaba. No he utilizado ningún producto específico, sólo pintura acrílica y, en cuanto al tejido, ante y cuero sintéticos (polipiel).

De momento tan sólo he empleado dos técnicas, pero no descarto seguir indagando y volver con una segunda parte…

Por un lado he utilizado cinta adhesiva para delimitar el contorno y estampar unas rayas (doradas sobre polipiel verde-azulada) y unos cuadros (rojo flúor sobre polipiel azul marino). Y por otro, unos sellos de goma con diferentes formas -algo irregulares- sobre ante beige, para un estampado más dinámico y alegre.

Aquí te dejo el proceso…

Recomendaciones generales:

  • corta primero el patrón y crea luego el estampado.
  • testea todos los materiales primero en un trocito de tela (cinta adhesiva, pintura, sellos, tejido, …).
  • boceta el estampado a mano u ordenador, y haz unas pruebas de color antes de lanzarte a improvisar.
  • si no estás muy familiarizado con la técnica de sellos, elige unos motivos pequeños, son más fáciles de usar y puedes reutilizarlos en varias versiones del estampado.
  • no cargues los sellos con demasiada pintura porque al estampar ésta se desbordará extendiéndose más allá de la forma y la silueta perderá definición. Lo mejor es aplicar la pintura con un pincel o un rodillo de esponja sobre el sello.

Ya sólo me queda coserlos, ¡más adelante os mostraré los bolsos ya terminados!