Con el buen tiempo apetece aligerar la ropa y las pertenencias y este bolso es ideal para llevar cruzado y ni enterarte de que lo llevas. Además es muy fácil de hacer por lo que lo podrás tener listo en apenas una tarde.

El sistema de cierre es simple, con una bolita de madera, así que tampoco necesitarás gastar mucho en materiales ni rebuscarlos en tiendas especializadas. ¡Anímate a hacerlo conmigo!

Necesitarás:

  • tejido exterior (42 cm. x 22 cm.). Busca uno con cierta consistencia (yo he utilizado uno de rayas con base impermeable, que se usa comunmente para confeccionar toldos o cojines de exterior), puedes utilizar cuero sintético, hule, loneta gruesa…
  • tejido interior de algodón (43 cm. x 22 cm.).
  • tejido para la tapa (21 cm. x 30 cm.), también de cierta consistencia y que no se deshilache (yo he empleado uno tipo ante sintético).
  • una bolita de madera de 1,5 cm. de diámetro.
  • cordón (130 cm.).
  • hilo a tono con los tejidos.
  • marcador (tiza, jaboncillo, …), tijeras, cutter redondo, plancha de corte, aguja de coser y alfileres.

1.-Corta los rectángulos de tejido exterior (42 cm. x 22 cm.) e interior (43 cm. x 22 cm.). Imprime el patrón triangular de la tapa que encontrarás aquí; recórtalo y márcalo sobre la tela dos veces. Corta las piezas y cóselas unidas -a mano o a máquina- por todo el contorno a 1,5 – 2 mm. del borde más o menos, encarando los reveses.

2. Dobla las piezas del exterior e interior por la mitad (encarando el derecho) y cose cada una por los laterales con una costura a 1 cm. del borde.

3. Marca y perfora la línea del ojal de la tapa.

4. Fija la abertura con una costura alrededor que también evitará que se deforme con el uso.

5. Coseremos ahora la parte superior de las piezas. Pieza exterior: redobla 1 cm. hacia adentro y cose a 0,5 cm. del borde. Pieza interior: redobla 1,5 cm. hacia afuera y cose a 0,5 cm. del borde también.

6. Da la vuelta a la pieza exterior (dejando las costuras por dentro) y marca -con una tiza o jaboncillo- una línea a 1 cm. del borde superior. Esta marca nos ayudará a colocar la tapa recta.

7. Coloca la tapa sobre la línea y fíjala con una costura justo sobre la costura que la tapa ya tenía.

8. Debe quedar así.

9. Dobla la tapa y presiona el pliegue para que quede bien marcado.

10. Haz una señal a la altura del ojal en la pieza exterior y cose encima la bolita de madera. Cósela tal como se indica en la imagen, asegurandote de que queda bien sujeta.

11. Cose ahora ambos extremos del cordón a la pieza interior por la parte de las costuras vistas, coincidiendo con ellas.

12. Ya sólo queda terminar de montar el bolso metiendo el forro y cosiendo por la parte superior. Sujétalo con alfileres para que no se mueva y haz que la costura coincida con las existentes en ambas piezas (a 1 cm. del borde), cosiendo por encima para que quede lo más limpio posible. ¡Y ya está!